La Samba

Orígenes estilísticos: Maxixe, lundu, semilla, batucada, jongo, modinha y llanto

Contexto cultural

Hay varias versiones acerca del nacimiento del término «samba». Una de ellas afirma ser originario del término «Zambra» o «Zamba», oriundo de la lengua árabe, habiendo nacido más precisamente cuando de la invasión de los moros a la Península Ibérica en el siglo VIII. Una otra dice que es originario de una de las muchas lenguas africanas, posiblemente del quimbundo, donde «sam» significa «dar», y «ba» «recibir» o «cosa que cae». Todavía hay una versión que dice que la palabra samba viene de otra palabra africana, semba, que significa unbigada.

 

En Brasil, se cree que el término «samba» fue una corrupción de «semba», una palabra de origen africano – posiblemente oriunda de Angola o Congo, de donde vinieron la mayor parte de los esclavos para Brasil. Uno de los registros más antiguos de la palabra samba apareció en la revista pernambucana “El Carapuceiro”, con fecha registrada en febrero de 1838, cuando fray Miguel del Sacramento Lopes Gama escribía contra lo que llamó «samba d’almocreve», ​​o sea, no refiriéndose al futuro género musical, pero sí a un tipo de folguedo, danza dramática, popular de negros de aquella época. De acuerdo con Hiram da Costa Araújo, a lo largo de los siglos, las fiestas de danzas de los negros esclavos en Bahía, eran llamadas «samba».

 

Para Mário de Andrade, la preocupación en encontrar una identidad musical y nacional para Brasil va a remitir a la fijación de los rasgos de la música popular desde finales del siglo XVIII, cuando ya podían ser notadas “ciertas formas y constancias brasileñas» en el lundu, en la modinha, en la sincopación que son distintas variantes del baile samba. Más tarde, a lo largo del siglo XIX, se verificó la fijación de las danzas dramáticas, como los reyes, las cheganças, congos y otras manifestaciones folclóricas. Finalmente, en relación a las primeras décadas del siglo XX, Mário de Andrade afirmaba que «la música popular brasileña es la más completa, más totalmente nacional, más fuerte creación de nuestra raza hasta ahora». En ese momento, según Mário de Andrade, la modinha ya se había transformado en música popular, el maxixe y el samba habían surgido, se formaron conjuntos tunos/Seresteriros, conjuntos de choro/chorões, «llorones» y se habían desarrollado innumerables danzas rurales. El arte nacional estaba entonces hecho en la «inconsciencia del pueblo«, siendo el arte popular el alma de esta nacionalidad.

 

Instrumentos típicos

Los instrumentos tradicionales de cuerdas son el cavaquinho y varios tipos violão/guitarra, además de variados instrumentos de percusión como el pandeiro, tamtam, surdo y tamborim, pudiendo ser incorporados otros instrumentos improvisados como platos, cucharas, caja de fosforo etc… Algunas vertientes utilizan instrumentos de soplo, por influencia de las orquestas norteamericanas a partir de la Segunda Guerra Mundial, y por el impacto cultural de la música de los EEUU en la posguerra pasaron a ser utilizados también instrumentos como trombones y trompetas, y, por influencia del Chorinho pasaron a ser utilizadas la flauta y clarinete .

 

Popularidad

Surgió especialmente en Bahía y fue expandiendo para el resto de Brasil y actualmente en todo el mundo.

Formas derivadas – Géneros de fusión

Bossa nova, Pagode, Samba-batido, Samba de breque, Samba-canção, Samba-corrido, Samba-enredo, Samba-exaltação, Samba de morro, Samba de partido-alto, Samba-raiado, Samba de roda, Samba de terreiro, Samba-chulo, Samba-funk, Samba de gafieira, Samba-jazz, Samba-maxixe, Samba-rap, Samba-reggae, Samba-rock, Sambal, Sambalero.

 

La Samba es un género musical, de donde deriva un tipo de danza, de raíces africanas surgido en Brasil y tenido como el ritmo nacional por excelencia. Considerado una de las principales manifestaciones culturales populares brasileñas, la samba se transformó en símbolo de identidad nacional. Entre sus características originales, está una forma donde la danza es acompañada por pequeñas frases melódicas y refranes de creación anónima, cimientos del samba de rueda nacido en el Recôncavo Baiano y llevado en la segunda mitad del siglo XIX a la ciudad de Río de Janeiro negros que migraron de Bahía y se instalaron en la entonces capital del Imperio. La samba de rueda baiana, que en 2005 se convirtió en un Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, fue una de las bases para la samba carioca.

 

A pesar de que la samba existe en todo el país especialmente en los estados de Bahía, Maranhão, Minas Gerais y São Paulo esta manifestación cultural asumió otras formas y se moldearon según la cultura local. Varios ritmos y danzas populares regionales se originaron del batuque, la samba como género es una expresión musical urbana de Río de Janeiro, donde de hecho nació y se desarrolló las escuelas de samba entre el final del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX. En Río de Janeiro, la danza practicada por los esclavos bahianos migrados entró en contacto e incorporó otros géneros musicales tocados en la ciudad como la polca, el maxixe, el lundu, el xote, entre otros, adquiriendo un carácter totalmente singular y creando el samba carioca urbano y carnavalesco.

 

Durante la década de 1910, se grabaron algunas composiciones bajo la denominación de samba, pero estas grabaciones no alcanzaron gran repercusión. Sin embargo, en 1917, fue grabado en disco «Por el Teléfono«, aquel que es considerado la primera samba. La canción tiene la autoría reivindicada por Ernesto dos Santos, el Donga, con coautoría atribuida a Mauro de Almeida, un entonces conocido cronista carnavalesco. En realidad, «Por el Teléfono» era una creación colectiva de músicos que participaban en las fiestas de la casa de Tía Ciata, pero acabó registrada por Donga y Almeida en la Biblioteca Nacional. «Por el Teléfono» fue la primera composición a alcanzar éxito con la marca de samba y contribuir a la divulgación y popularización del género. A partir de ese momento, el samba comenzó a extenderse por el país, inicialmente asociado al carnaval y posteriormente adquiriendo un lugar propio en el mercado musical. En el caso de los compositores como Heitor de los Prazeres, João da Baiana, Pixinguinha y Sinhô, las sambas de estos compositores eran amables, conocidos como sambas-maxixe.

 

Los contornos modernos de la samba vendrían solamente a finales de la década de 1920, a partir de las innovaciones de un grupo de compositores de los bloques carnavalescos de los barrios del Estácio de Sá y Osvaldo Cruz, y de los morros de la Mangueira, Portela, Salgueiro y São Carlos. Desde entonces surgirian grandes nombres de la samba, como Ismael Silva, Cartola, Ari Barroso, Noel Rosa, Ataulfo Alves, Wilson Batista, Geraldo Pereira, Zé Kéti, Ciro Monteiro, Nelson Cavaquinho, Elton Medeiros, Paulinho da Viola, Martinho da Vila, entre muchos outros. A medida que la samba se consolidaba como una expresión urbana y moderna, pasó a ser tocado en las radios, extendiéndose por los cerros/morros cariocas y barrios de la zona sur de Río de Janeiro. Inicialmente criminalizado y visto con prejuicio, por sus orígenes negras, la samba conquistaría el público de clase media también.

 

En 2007 el Iphan declaró la samba un Patrimonio Cultural de Brasil. La samba, además de ser el género musical más popular en Brasil, es muy conocido en el exterior y está asociado con el fútbol y el carnaval del país. Esta historia comenzó con el éxito internacional de «Aquarela do Brasil», de Ary Barroso, siguió con Carmen Miranda apoyada por el gobierno Getúlio Vargas y la política de la buena vecindad norteamericana, que llevó la samba a Estados Unidos y por la bossa nova, que insertó definitivamente al Brasil en el escenario mundial de la música. El éxito de la samba en Europa y Japón sólo confirma su capacidad para conquistar a los fans, independientemente del idioma.

 

Actualmente, hay cientos de escuelas de samba constituidas en suelo europeo esparcida por países como Alemania, Bélgica, Holanda, Francia, Suecia, Suiza. En Japón, las discográficas invierten masivamente en el lanzamiento de antiguos discos de sambistas consagrados, que acabó por crear un mercado formado sólo por catálogos de grabadoras japonesas. La samba moderno surgido a partir de principios del siglo XX tiene ritmo básicamente 2/4 y marcha variado, con aprovechamiento consciente de las posibilidades de los estribillos cantados al sonido de palmas y ritmo batucado a los cuales se añadirían una o más partes, o estancias, de los versos declamatorios.

 

Además de ritmo y compás definidos musicalmente, trae históricamente en su historial toda una cultura de comidas, platos específicos para ocasiones, danzas variadas como el miudinho, coco, samba de rueda, pernada, además de fiestas y ropas características para estas ocasiones, zapato con punta fina, camisa de lino, etc.

El Día Nacional de la Samba se celebra el 2 de diciembre. La fecha fue creada por iniciativa de un concejal de Salvador, Luis Monteiro da Costa, en homenaje a Ary Barroso, que había compuesto «En la Baja del Zapatero/Na Baixa do Sapateiro» aunque sin haber conocido a Bahía. Así, 2 de diciembre marcó la primera visita de Ary Barroso a Salvador. Inicialmente, el día de la Samba era conmemorado sólo en Salvador, pero acabó transformado en fecha nacional.